Najoua Belkheyat: “Tengo amigas marroquíes que llevan cotizado más que Abascal”

najoua-Belkheyat-entrevista-periodista-freelance

Najoua Belkheyat, murciana y traductora, cuando se subió en mi coche iba a trabajar a los Juzgados. Muchos dirían que es una árabe moderna. En realidad, es una de esas personas que viéndose en un choque de culturas, lo están resolviendo con tranquilidad, inteligencia y, sobre todo, con muy buen ánimo.

Najoua, cuéntanos tu esquema familiar.

Mi madre es libanesa, mi padre, marroquí y yo me considero lorquina. Mi familia en líbano mezcla musulmanes, cristianos y judíos.

¿Cuándo os juntáis qué celebráis?

Según la fecha, pero no damos más importancia a una religión que a otra. Si es la fiesta del cordero, comemos cordero, pero intentamos respetar las diferentes tradiciones. Se puede hacer.

¿Qué tal se lleva ser una chica árabe que aspira a la igualdad?

Reivindicar me viene de familia. Mi abuela estudiaba a la luz de una vela para ser enfermera; la obligaron a casarse con un hombre mucho mayor que ella, ludópata, alcohólico y maltratador. Tras una paliza que le dio en público, se pudo divorciar pagando un alto precio. Sacó a su familia adelante sola. Mi madre estudió biología en Barcelona y yo ya he estado presente en las manifestaciones por el AVE en las vías de Santiago el Mayor en Murcia o denunciando la situación en Palestina.

“Salgo enseñando un pecho, ¿y?”

Publicaste una foto en Instagram en la que enseñas un pecho. Esto rompe mucho con la idea que se tiene de una árabe.

Para mí es la foto más normal del mundo. Salgo enseñando un pecho ¿y? La gente piensa que quiero llamar la atención; yo lo que denuncio es la sexualización del cuerpo de la mujer. El pecho de un hombre no es una provocación, ¿por qué se tiene que considerar siempre provocación el nuestro? Por esa foto, un árabe no me elegiría como esposa.

najoua-Belkheyat-pecho-femenino

Foto: Almudena Leal Iborra
Instagram @almu.li

¿Qué tal te sientes en pleno choque de culturas?

Me considero libanesa y lorquina. Yo he encontrado el equilibrio entre una cultura y otra. Puedes juntar a tus amigos y amigas y salir de fiesta y también comerte un couscous con tu familia el viernes. Siempre he pensado que la cultura te nutre, cuanto más viajas y más amigos diferentes tienes, más rica eres. Yo intento disfrutar de todo. Creo que las religiones se han quedado obsoletas. Hoy tenemos leyes que nos dicen qué se puede hacer y qué no. ¿Qué sentido tiene hoy no comer jamón serrano por cuestión religiosa?

¿Cómo ve tu madre que comas jamón serrano?

Mi madre me respeta, ella sigue su camino pero lo que quiere por encima de todo es que yo sea buena persona y esté tranquila conmigo misma. No le quita el sueño si rezo cinco veces al día o hago yoga. Sabe que se pueden seguir las normas de una religión y ser mala persona. 

¿Cómo te ven tus amigos árabes?

Son amigas y me dicen que soy muy intensa.

¿Y tus amigos españoles?

Para ellos, soy la exótica. Siempre me dicen “no eres como las demás”. Me molesta porque creen que todas las árabes vestimos una túnica negra, estamos sometidas y no tenemos estudios. Pero muchas somos muy diferentes.

Najoua-Belkheyat-toalla-baño
Foto: Almudena Leal Iborra
Instagram @almu.li

“A un marroquí le vengo grande”

Has comentado que en los países árabes, a las mujeres que van a casarse se les exige un certificado de virginidad, que se pongan el velo y se espera que dejen sus carreras profesionales. ¿Dónde queda una chica como tú en este marco?

Una chica como yo le da un disgusto a sus padres. Ellos quieren que me case con un árabe para evitar el choque cultural, pero ellos mismos son los más multiculturales y ha salido bien. Soy consciente de que a un marroquí le vengo grande. Yo no quiero presentar certificado de virginidad, ni ponerme velo ni quedarme en casa. En Marruecos, esas cosas no se negocian. Yo no quiero ser una señora ejemplar en ese marco. No me identifica.

Se ha popularizado el término MENA (menor de edad no acompañado) y se nos olvida que son niños y adolescentes.

Cuando un niño se sube en una patera y llega aquí solo, lo suyo sería ayudarlo, que pueda estudiar y ser útil a la sociedad, que no se viera avocado a delinquir. Tengo amigas marroquíes que llevan más cotizado que Abascal (Secretario General de Vox) y no van agitando a la sociedad por nada.

Arabia Saudí, uno de los países más brutales con la mujer, acaba de abrirse al turismo. Nos imaginamos a las turistas en tirantes por sus calles. ¿Cómo crees que será este encontronazo cultural?

Han invitado a unas influencers para que se hagan fotos y digan lo guay que es Arabia Saudí, pero antes de eso, primero, estas chicas deberían fijarse en la falta de derechos humanos que hay, especialmente, los de las mujeres. Creo que las saudíes van a sentir una gran injusticia cuando se comparen con las turistas; los saudíes seguirán con su doble moral habitual, yendo de religiosos pero haciendo uso de la prostitución, por ejemplo.

¿Cómo te ves en un futuro?

Con muchos gatos. Mi persona ideal tendría que compartir mi pensamiento. Es muy difícil que un señor árabe entienda mi lucha como mujer.

¿Te has quedado con ganas de más?

Si te ha gustado, puedes leer también mi entrevista a Yasmeen, una joven de Jordania que tenía muy claro que “el machismo no entiende de nacionalidades”.

Y si te gusta viajar, puedes ver los vídeos de mis viajes a Marruecos, Perú y Jordania en YouTube Periodista Freelance Nómada.

Aquí te dejo mis vídeos de Marruecos

2 comentarios de “Najoua Belkheyat: “Tengo amigas marroquíes que llevan cotizado más que Abascal”

  1. Ruby dice:

    Hay tantas ideas y reflejones en algunas palabras, tantos puntos de vista. Como vivimos en lugares tan diferentes y vivenciamos los mismos miedos y tambien las mismas dudas. Ser mujer es ser una unica familia en el mondo. Pienso ser de gran importancia estarmos juntas en la lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.